Reprogramar software de terceros

Esta noticia puede pasar desapercibida al público en general, pero tiene un gran calado en cuanto a la adquisición de programas informáticos y su posterior “descompilación” (esto es, llevar al programa a un estado en el que podamos insertar nuevas líneas de código que inicialmente no se encontraban en el mismo, o modificar las existentes).

Actualmente si compramos cualquier software no podemos realizar modificaciones sobre el mismo, debiendo informar al propietario acerca de los errores, problemas o correcciones propuestas. Pues bien, El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (“TJUE”), en su sentencia en el asunto C-13/20, concluye que el adquirente legítimo de un programa de ordenador podrá descompilar ese programa, total o parcialmente, para la corrección de errores que afecten a su funcionamiento con base en el artículo 5 de la Directiva 91/250, de programas de ordenador (aplicable al caso por razones temporales pero con idéntica redacción a efectos de los artículos en liza en el caso que comentamos que la vigente Directiva 2009/24/CE, la “Directiva”), sobre la corrección de errores, y no necesariamente con arreglo al artículo 6 de la Directiva, que regula la descompilación para fines de interoperabilidad.

¿Qué quiere decir esto? Pues que la empresa propietaria del software no podrá aducir que se ha producido una infracción de sus derechos exclusivos sobre el programa y, a tal efecto, solicitar indemnización alguna.

No obstante, el TJUE indica unos requisitos que sí deberan cumplir los actos de descompilación, que son:

  • que tengan lugar para corregir errores;
  • que sean necesarios para permitir al adquirente legítimo utilizar el programa en cuestión con arreglo a la finalidad propuesta;
  • que se realicen en atención a “las disposiciones contractuales específicas”, que no podrán excluir contractualmente toda posibilidad de subsanar errores pero sí podrán o regular las modalidades de ejercicio de esta facultad; y
  • que el adquirente legítimo que haya procedido a la descompilación de dicho programa no utilice el resultado de esta descompilación para finalidades distintas de la corrección de errores.

Aviso a navegantes, nuestros programas ya no son tan exclusivos y podrán ser modificados por terceros.

Autor: A. Amo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.