Pasaporte sanitario en la Unión Europea

Hasta la fecha, sabemos que existe un proyecto de Reglamento que desde la Comisión Europea plantea la posibilidad de recuperar poco a poco la movilidad entre los distintos países que integran la Unión Europea, garantizando la aplicación de unos estándares uniformes en cuanto a su regulación.

El pasaporte sanitario o “Certificado verde digital” contendrá la siguiente información, respecto a los ciudadanos de la Unión Europea:

  • Estado de vacunación (certificado de vacunación)
  • Resultado negativo en la prueba de infección por COVID-19 (certificado de prueba)
  • Presencia de anticuerpos tras haber superado la infección (certificado de recuperación)

Dicho certificado será expedido por el Estado miembro de vacunación o prueba o donde se encuentre la persona recuperada.

Los objetivos que persigue la creación del pasaporte sanitario, son:

  • Facilitar el ejercicio del derecho fundamental a la libre circulación y residencia.
  • Establecimiento de medidas relacionadas con la realización de pruebas o cuarentenas en caso de no estar vacunado.
  • Reconocimiento de los mismos derechos para los ciudadanos independientemente del país en el que se haya expedido el certificado.
  • No se requiere la creación y mantenimiento de una base de datos central sobre vacunación, pruebas o recuperación de la infección por COVID-19.

Sin duda alguna, la implantación del “Certificado verde digital” deberá garantizar el derecho a la protección de datos, de hecho, en el Dictamen emitido conjuntamente por el Comité Europeo de Protección de Datos y el Supervisor Europeo de Protección de Datos, se destacan los siguientes aspectos a incorporar en el citado Reglamento:

  • Restringir el uso del certificado hasta el fin de la pandemia, de forma que sea temporal y no aplicable a otro tipo de pandemias prohibiendo el acceso y uso de datos finalizada la pandemia.
  • Las limitaciones que se establezcan deberán observar los principios de proporcionalidad y no discriminación.
  • Delimitación clara de su finalidad, ya que en el Reglamento se indica que el uso del certificado dependerá de cada Estado miembro, lo que puede resultar excesivo y discrecional.
  • Inclusión de mecanismos de vigilancia sobre el uso que los Estados miembros hagan de los certificados.
  • Mantener un listado público de entidades que hayan accedido a la información contenida en los certificados con el fin de facilitar el ejercicio de derechos.

    El Reglamento será la base legal para expedir los certificados con la finalidad de confirmar y verificar la autenticidad y validez de los mismos.

Por tanto, si prospera la puesta en marcha del “Certificado verde digital” deberá ofrecerse un marco de protección reforzada y garantías para el ciudadano con pleno respeto a sus derechos, haciendo un uso equilibrado y responsable de las medidas legales aplicadas por las autoridades.

Autora: S. Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PROTECCIÓN DE DATOS CÓRDOBA - GRUPO LEGITEC moderará sus comentarios. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, en la dirección de correo electrónico cordoba@legitec.com. Lea la política de privacidad antes de proporcionarnos sus datos personales.