El derecho al olvido en Internet

El derecho al olvido en Internet - Blog Proteccion de datos Cordoba

Seguro que en más de una ocasión hemos hecho búsquedas en Internet referentes a nuestra persona, descubriendo que con tan solo introducir nuestros datos identificativos aparece información que, en muchos casos, hubiéramos deseado que ya estuviera más que olvidada, tales como embargos, concursos de acreedores, calificaciones en procesos selectivos…

Afortunadamente, a día de hoy disponemos del derecho al olvido en búsquedas de Internet, regulado en el art. 93 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales que, en términos de la Agencia Española de Protección de Datos, no es más que la manifestación del derecho de supresión aplicado a los buscadores de Internet con el fin de impedir la difusión de información personal a través de Internet cuando su publicación no cumpla los requisitos de adecuación y pertinencia previstos en la normativa.

Por ejemplo, los interesados podrán ejercer el derecho al olvido con intención de limitar la difusión universal e indiscriminada de sus datos personales en los buscadores generales cuando la información sea inadecuada, inexacta, obsoleta o ya no tenga relevancia ni interés público, aunque la información original sea legítima, o bien cuando prevalezcan los derechos de los interesados sobre los del buscador en base a las circunstancias personales manifestadas, dirigiéndose a los buscadores para impedir la indexación de la información referida a su persona, entendiendo que puede perjudicarle.

Asimismo, es importante saber que el derecho al olvido puede ejercerse ante los motores de búsqueda (por ej.: Google) o bien ante los editores originales (por ej.: BOE), no obstante, lo más frecuente es que no proceda conceder el derecho frente al editor y sí frente al motor de búsqueda, obteniendo, al fin y al cabo, el objetivo pretendido, esto es, limitar en la medida de lo posible la difusión de información personal, eliminando de las listas de resultados los enlaces vinculados a las búsquedas efectuadas a partir del nombre de los interesados.

De hecho a dicha conclusión llegamos tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de 13 mayo de 2014, siendo conscientes de que la información no desaparecerá de Internet, no impidiendo, por tanto, que se muestren resultados cuando la búsqueda se realice por cualquier otra palabra o término distinto al nombre del interesado ya que la página no será suprimida de los índices del buscador ni de la fuente original.

Normalmente la casuística que con más frecuencia se da entre nuestros clientes es la existencia de información en Internet que en su día pudo tener relevancia para la opinión pública pero que con el paso del tiempo se torna obsoleta y sin relevancia alguna, siendo la información legal y válida pero la proyección dada por los motores de búsqueda totalmente desproporcionada.

Por último, es importante tener en cuenta que el interesado podrá interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos si la entidad no responde a su solicitud del derecho al olvido o considera que la respuesta recibida no es la adecuada.

Por tanto, ante dichas situaciones, que pueden causar perjuicios en las relaciones comerciales con terceros, tan solo hay que ejercitar el derecho al olvido frente al buscador solicitando la retirada del vínculo a las páginas al introducir el nombre del interesado. Asimismo, tampoco hay que olvidar que el derecho al olvido también opera en servicios de redes sociales y equivalentes, con especial protección para los menores, asunto que trataremos en próximas publicaciones.

Autora: S. Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PROTECCIÓN DE DATOS CÓRDOBA - GRUPO LEGITEC moderará sus comentarios. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, en la dirección de correo electrónico cordoba@legitec.com. Lea la política de privacidad antes de proporcionarnos sus datos personales.