Derechos del trabajador en el teletrabajo

Derechos del trabajador en el teletrabajo

La próxima semana entrará en vigor el Real Decreto Ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia. Por tanto, todas aquellas empresas que hayan decidido organizar su actividad o parte de la misma en torno al teletrabajo deberán elaborar políticas concretas tanto para garantizar la protección de la información como la coexistencia de los derechos de los trabajadores, relacionados con el uso de medios digitales, con las facultades de organización, dirección y control del empresario.

Ante dicha situación, nos planteamos hasta dónde pueden llegar las facultades de control del empresario para no vulnerar el derecho a la intimidad y a la protección de datos de los trabajadores. Pues bien, la respuesta la encontramos no solo en el Real Decreto Ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia sino también en el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores y sin olvidar la regulación de los derechos digitales establecidos en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales en relación a la intimidad y uso de dispositivos digitales y el derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral.

Observando la normativa de referencia, el empresario, con el fin de controlar los posibles incumplimientos laborales o por motivos de seguridad, podrá adoptar las medidas que estime más oportunas, incluidos medios telemáticos, como, por ejemplo, la monitorización. En cualquier caso, las medidas adoptadas deberán cumplir con el principio de proporcionalidad entre el fin pretendido y la posible restricción de los derechos fundamentales de los trabajadores.

Estas medidas, por tanto, deberán ser lícitas, idóneas, necesarias y equilibradas, teniendo en cuenta que el poder de dirección y control del empresario quedará limitado por los derechos del trabajador en cuanto a la intimidad y respeto debido a su dignidad, debiendo evitar cualquier intromisión ilegítima en su esfera personal.

Asimismo, el personal y la representación legal de los trabajadores, en su caso, deberán ser informados de forma clara, expresa y concisa sobre la existencia y alcance de las actividades de control y supervisión que pueda plantear el empresario, siempre dentro del marco legal expuesto y con los límites indicados.

En definitiva, dada la escasa implantación que hasta ahora había tenido el teletrabajo y previendo las situaciones de futuro con el aumento del trabajo a distancia, será esencial disponer de una política interna adecuada. Ésta regulará, dentro del marco legal de referencia, todas las cuestiones comentadas sin perder de vista la jurisprudencia de los tribunales españoles y europeos así como las resoluciones e informes emitidos por la Agencia Española de Protección de Datos que puedan aportar más información al respecto. Todo esto dará lugar a su continua adaptación en aras a una mayor seguridad jurídica.

Autora: S. Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PROTECCIÓN DE DATOS CÓRDOBA - GRUPO LEGITEC moderará sus comentarios. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, en la dirección de correo electrónico cordoba@legitec.com. Lea la política de privacidad antes de proporcionarnos sus datos personales.