Múltiples consentimientos

Actualmente la mayoría de empresas que hace unos años veían la Protección de Datos como algo superfluo, están cada vez más implicadas en mejorar y asegurar los tratamientos de datos que están realizando en su día a día. Además, se han dado cuenta de que los datos que obran en su poder pueden ser una fuente de ingresos adicional, habida cuenta de las posibilidades que ofrecen, por ejemplo, las plataformas de gestión de email marketing existentes en el mercado.

Pues bien, una de las consultas más comunes consiste en determinar si pueden proceder al envío de comunicaciones comerciales a su base de datos de clientes, para lo cual debemos remitirnos a la LSSI que indica lo siguiente en su artículo 21.2:

Es posible el envío de comunicaciones comerciales a través del correo electrónico o medios de comunicación equivalentes cuando exista una relación contractual previa, siempre que el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente.

No entraremos en este artículo en el contenido obligatorio que deben llevar las comunicaciones comerciales, que podremos tratar en próximos posts, pero sí es muy importante realizar un filtro previo para descartar de estos envíos a los afectados que no puedan ser considerados clientes (por ejemplo, al llevar varios años sin realizar una compra en una tienda online). Si no somos prudentes en este sentido, podemos generar el efecto contrario al deseado provocando un malestar en el cliente que puede desembocar en una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos, un procedimiento sancionador y el posterior perjuicio económico para nuestra empresa.

¿Entonces, por qué solicitar el consentimiento?

Si contamos con un consentimiento expreso proporcionado por el cliente, podremos enviarle comunicaciones comerciales mientras no ejerza la acción de revocación, por lo que minimizaremos el riesgo de envío a personas que ya no podamos considerar clientes actuales.

Para finalizar, indicar que éste consentimiento obtenido debe ser independiente para cada una de las finalidades pretendidas y que no podemos agrupar varios consentimientos mediante la marcación de una sola casilla, debiendo proporcionar una información clara, concisa y especifica sobre la finalidad para la que solicitamos cada uno de los consentimientos que queramos recabar.

Autor: A. Amo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.