Adaptaciones tecnológicas por el Covid19. ¿Vienen para quedarse?

Estamos observando que los departamentos de Tecnología de las empresas e incluso los pequeños comerciantes, ya sea a título individual o colectivo, están haciendo uso del ingenio e implantando nuevas tecnologías enfocadas a continuar la prestación de sus servicios cumpliendo las restricciones determinadas por el estado de alarma, la desescalada y finalmente (o eso esperamos todos) la estabilización de las relaciones interpersonales y entre empresas y consumidores.

Esas tecnologías hacen uso de programas tan diversos como Whatsapp, Telegram, portales web, dispositivos de control de aforo, controles biométricos…..enfocados a mantener un orden y un distanciamiento social que hasta ahora no había sido necesario.

La primera cuestión sería determinar si tras el paso de esta Pandemia se seguirán usando este tipo de programas y dispositivos, ya que debido a la premura y, en algunos casos, a la desinformación, podemos ver como se han desarrollado las plataformas tecnológicas sin tener en cuenta la protección de datos personales de los usuarios, bien estableciendo canales de comunicación no seguros, comunicando o cediendo datos personales sin información previa, tratando datos posteriormente a su captación para finalidades no previstas, etc.

La segunda cuestión iría enfocada en aras de conseguir unificar las medidas de seguridad que dichas plataformas de tratamiento de datos deben cumplir para que no se vulneren nuestros derechos en el ámbito de la protección de datos, estableciendo unos protocolos por defecto que cualquier aplicación debería cumplir antes de realizar ningún tipo de tratamiento.

Como ejemplo de estas nuevas adaptaciones, tenemos el caso de una localidad cordobesa, Baena, que ha creado un portal desde el que cualquier ciudadano podrá ver en tiempo real si el comercio o empresa a la que desea desplazarse cuenta con aforo libre de las plazas disponibles, además de poder reservar su visita tanto por whatsapp como por teléfono

A. Amo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.